jueves, 6 de julio de 2017

Alimentación global y nacional en el ojo de la tormenta




     Alimentarse bien, es un derecho humano fundamental contemplado en varios marcos institucionales internacionales [1], así como en más de 20 constituciones de los diferentes países y continentes.
      
     En Ecuador es importante el derecho a la alimentación desde el Sumak Kawsay (1), la Ley Orgánica de Seguridad Alimentaria (2), en donde se propone la protección de agua, tierra, agrobiodiversidad; y la Ley de Semillas. (3). Lamentablemente hay una transitoria aprobada hace pocos días por la Asamblea Nacional del Ecuador, que permite el uso de transgénicos para la experimentación en el país.


      
     Sin embargo los movimientos sociales, resisten y luchan con una serie de acciones ante esta embestida del capitalismo y las transnacionales de la agroindustria para apropiarse del germoplasma, los saberes ancestrales y el uso de las semillas y plantas y nativas y criollas.

     Sembrar/cosechar tu propio alimento, hacer ejercicio físico diario, volver a la espiritualidad, reciclar, reutilizar, ahorrar energía eléctrica, ahorrar agua, no producir basura, no consumir exageradamente, y tener una alimentación adecuada, nutritiva, equilibrada, sana, saludable, puede convertirse en un acto de resistencia ante el modelo capitalista actual porque rompe la cadena de industrialización alimentaria, rompe las cadenas transnacionales como Monsanto, Bayer, Sygenta, rompe las trasnacionales farmacéuticas, y frena el hiperconsumismo ante la imposición ideológico-cultural de los medios masivos de comunicación y redes sociales.


      
     Hoy  el uso de transgénicos versus los derechos a la alimentación y la seguridad alimentaria, son el cuestionamiento principal de la "mercantilización de la vida", por eso alimentarse bien es quizá lo más importante para la pervivencia de la humanidad que puede cuidar su salud evitando varias enfermedades.
      
     La tierra enferma por la explotación minera que utiliza químicos, así mismo con los  transgénicos también enferma la tierra por la utilización de agroquímicos, agrotóxicos y semillas mejoradas para producir inmensas cantidades de un sólo producto agrícola que impulsa el monocultivo. La tierra, las semillas, las plantas cada vez están más débiles, porque no se utilizan agroquímicos certificados para producir, debido a que se alteran los procesos bacterianos naturales. Lo que hacen los transgénicos es similar a la resistencia bacteriana en seres humanos y animales, pues utilizan antibióticos de amplio espectro para combatir las bacterias. Es decir en los laboratorios se inventa al mismo tiempo, "la cura y la enfermedad", "el fertilizante y el plaguicida", “la enfermedad y el antibiótico”.
      
     Con la ingesta de transgénicos se pueden presentar en los seres humanos y en los animales, alergias, toxicidad, contaminación, capacidad de fertilidad, y problemas de órganos internos.

 
 



    Convertir los alimentos en procesados provoca hambre y pobreza global, los transgénicos, -como prometieron prevenir el hambre-, no lo han hecho, mientras tanto la comida se desperdicia en los países hiperdesarrollados, y el círculo vicioso funciona nuevamente. 

Alimentos preventivos
       
     Emprender en un huerto comunitario, escolar, barrial, o familiar, sería una magnifica alternativa para prevenir el uso de transgénicos, incluso repartiendo semillas criollas  nativas puede ser una buena forma de tener Soberanía y Seguridad Alimentaria.
      
    Para que comience con su huerto, hay una serie de alimentos como frutas, hortalizas, vegetales, minerales, animales que pueden prevenir enfermedades, pero se debe tener una adecuada preparación,  dosis correctas y los tiempos necesarios de ingesta, de acuerdo al ciclo agrícola y a las estaciones.



Cebollas: son depurativas y diuréticas; aplicadas para granos y quemaduras, son antisépticas.

Ajos: bajan la presión sanguínea, estimulan el sistema inmunitario y bajan los niveles de colesterol.

Rábanos: son desintoxicantes y expectorantes.

Zanahorias: benefician la piel y la vista

Tomates: son depurativos

Pimientos: son digestivos

Papas: el sumo en ayunas, previene la gastritis

Espinacas: son depurativas y laxantes

Apios: son desintoxicantes

Coles: combaten las enfermedades respiratorias

Nabos: son depurativos

Perejil: sirven para las inflamaciones

Lechugas: son calmantes

Borraja: sirven para las vías respiratorias


 Uvas: son depurativas, antinflamatorias y estimulan la circulación

Limones: son desintoxicantes

Guineos. Son digestivos

Peras: muy buenas para los enfermos del tracto intestinal

Ciruelas: son laxantes

Naranjas: son depurativas y estimulantes

Pitajaya: son poderosos laxantes

Manzanas: son digestivas

Sandias: son diuréticas, refrescantes y depurativas

Capulíes: son digestivos

Granadillas: sirven para digestión armoniosa

Kiwis: aportan gran cantidad de vitamina C

Pepinos: son altamente desintoxicantes

Fresas.  Son depurativas

Higos: son estimulantes hormonales

Notas

1. Convenciones internacionales como en la Declaración Universal Derechos Humanos (1948); Pacto Internacional de Derechos económicos, sociales y culturales (1966); Convención de los Derechos del Niño (1989).

Bibliografía

1. Asamblea Nacional de la República del Ecuador. Constitución de la República del Ecuador. Quito. Disponible en: http://www.asambleanacional.gob.ec/sites/default/files/documents/old/constitucion_de_bolsillo.pdf 2008, página 29
2. Asamblea Nacional de la República del Ecuador. Ley Orgánica del Régimen de la Soberanía Alimentaria. Quito. Disponible en: http://www.wipo.int/edocs/lexdocs/laws/es/ec/ec046es.pdf 2009
3. Asamblea Nacional de la República del Ecuador. Ley de Semillas. Quito. Disponible en: http://www.asambleanacional.gob.ec/sites/default/files/private/asambleanacional/filesasambleanacionalnameuid-29/Leyes%202013-2017/233-agrobiodiversidad-pdelacruz-20-03-2012/ro-agrobiodiversidad-semillas-ro-10-supl-08-06-2017.pdf   2017


No hay comentarios:

Publicar un comentario